Formado en indistintamente en las guitarras clásica y flamenca, y con estudios de composición docta en la Universidad Católica, Tomás Gubbins dio un giro en su enfoque musical a medida que se vinculó con el jazz y comenzó a escribir piezas y liderar conjuntos, proceso que desembocó en el disco Proyecto satélite (2016). Gubbins ha sido uno de los solistas de guitarra que tiene un pie en la tradición de Jim Hall y otra en la vía moderna de John Scofield.

Su trabajo de composición para quinteto quedó registrado en su disco debut, donde reunió como sidemen a Cristián Gallardo (saxo tenor), Alejandro Pino (trompeta), Juan Villarroel (contrabajo) y Cristóbal Massis (batería). Por Íñigo Díaz

El nombre Satélite habla de la música, de la agrupación y de los músicos en particular: La música, por ese carácter más "orbitante" y flotante (podríamos decir impresionista) de la agrupación, porque fue emprender una misión hacia el espacio abierto. Y de los músicos en particular porque cada uno, orbitando en su propia elipse traía consigo un sinnúmero de influencias, información que llega a coincidir en este satélite y luego rebota, sale, transformada en una imagen sonora, quizás.Tomando como punto de partida el Jazz y las sonoridades que caracterizan al formato del quinteto clásico, Proyecto Satélite va en búsqueda de una música improvisada, permeable al eclecticismo de nuestros días.

Tomás Gubbins

© 2013 by VERTIGO SPA