Cristóbal Piña Donoso | Vertigo

Agosto 2019

El Mercurio

Por Íñigo Diaz

En "Para días nublados”, su segundo trabajo fonográfico como leader, el guitarrista y compositor Cristóbal Piña da muestra de una compleja personalidad llena de sentimientos contrastantes, a través de sus composiciones, sonidos y colores. Para el oyente, es un viaje que lo lleva desde la calma al éxtasis; cayendo luego en una máxima oscuridad, para finalmente terminar acogiéndolo con ternura. Se puede percibir un alma llena de sueños, que se arriesga a través de melodías exquisitas y ritmos con métricas osadas. Es una obra discográfica que nos muestra los miedos y alegrías de su autor, sus nostalgias, su fuerza y su plena confianza en la “magia del sonido”. 

Sus estudios de composición docta en la Universidad Católica sentaron una base preliminar para que luego Piña recalara en el estudio del jazz. Un siguiente paso lo llevó a Ecuador, donde continuó sus estudios de música contemporánea, en la Universidad de San Francisco de Quito. En 2014, con dieciocho años, comenzó a tocar como líder y un año después definió el elenco con que le daría curso a sus primeras creaciones: Fabián Morales (saxo alto), Guillermo Muñoz (contrabajo) y Cristóbal Massis (batería), con quienes publicó su debutante Discontinuo (2016).

Cristóbal Piña

© 2013 by VERTIGO SPA